INVIERTE CON LA CABEZA Y TRABAJA CON EL CORAZÓN

Todos hemos visto atónitos que el mundo se está moviendo. Migraciones de personas, de capitales, de empresas, de países, etc. En un momento en el que todo se flexibiliza, nos urge estabilizar nuestro futuro, esta es una ventana que te puede guiar para invertir con seguridad: franquicia coctelería es el negocio más sólido, según los analistas.

Si vas a invertir en tu futuro, el Romanticismo déjalo para el cine de los 90, tienes que ir con los ojos bien abiertos y conocer muy bien el terreno en el que vas  a invertir. A continuación, te compartimos cinco puntos clave con los que podrás invertir en tu futuro de manera inteligente y con seguridad.

¿Cuáles son las claves para invertir hoy? 

Si no eres un millonario, olvídate de persistir en el negocio tradicional. Hoy en día no es necesario ser un artesano o especialista y persistir en un área concreta, como se hacía siglos atrás, en el mundo actual disponemos de herramientas avanzadas con las que podemos solucionarlo todo a través de un móvil u ordenador, tenemos maquinas especializadas, leyes y garantías que nos ayudan a crecer como empresarios y que protegen nuestro emprendimiento. Así que todo está servido como nunca antes.

“Ser tu propio jefe te da libertad”, dice la gente, pero seamos claros: esa libertad cuesta, y tiene riesgos, además de asumir problemas para abrirte camino con pocas herramientas en un mundo competitivo, por eso, hay que combinar: sé tu propio jefe, pero no de cualquier negocio, sino de uno sólido. Para que tu negocio no sólo dé la dichosa libertad,  sino también la tranquilidad.

¿Qué es un negocio “sólido”?

Está bien si existen los microtalleres de artesanos, pero esto es pasión y no sabemos si este producto será de interés para tu clientes. Al fin y al cabo, con tu pasión abres un negocio, pero son tus clientes lo que lo mantienen, te mantienen y te hacen crecer. No puedes perder de vista que ellos son el motor. No olvides: si lo que buscas es crecer financieramente, tus focos deberán estar orientados hacia la rentabilidad, crecimiento del sector, mercados establecidos y ventas, estas son las únicas que te asegurarán el futuro de tu negocio.

La hostelería en España es un punto a parte: desde el 2008, muchos países entraron en una crisis de los que aún no han salido, España, obvio, no fue la excepción. Muchas empresas cerraron, otras se mudaron y las que se quedaron medio sobrevivieron, pero todo en la hostelería era como una isla impermeable: no sólo se mantuvo, sino que curiosamente, incrementó, al punto en el que irlandeses, ingleses, alemanes, chinos, indios, latinos y hasta estadounidenses vinieron a participar del mercado. Desde el 2015, el sector de bares en el país creció un 7% y este año cerrará con un incremento. Solidez es la primera clave.

¿Y qué hay de la rentabilidad?

Se pronostican cambios para el sector de la construcción, en la política, en la canasta familiar, en la gasolina, etc. pero la hostelería en España goza de una estabilidad que muchos países miran con recelo. Nos queda claro que el mercado sin duda es sólido, pero ¿qué hay del crecimiento?

¿Sabes cuál es la percepción que tiene el resto de Europa de España? No nos lo parece, pero el carácter social español es lo que más destaca y admira el resto de del mundo. Esto que es parte de nuestro bienestar social es un eje cultural que no sólo nos hace mejor la vida, sino que garantiza comportamientos sociales como salidas a comer con familia y colegas porque está en nuestro ADN. En parte, mucha de la estabilidad de la hostelería en España, además de la cantidad de turismo, son nuestras costumbres. Aquí está la segunda clave de la rentabilidad.

¿Cuál de todos los negocios de hostelería resulta ser el más rentable?

No te fíes del sector a ciegas, usa la cabeza y ponte en los zapatos del cliente. Una cosa es ir a experimentar una comida típica del último pueblo del norte de Birmania (por decir algo) y otra es comprar el pan de toda la vida. Te parecerá que aquella comida birmanesa fue inolvidable, pero fuiste una vez al año, el pan en cambio lo compras a diario. Es decir, es más fácil que el panadero de toda la vida se mantenga que el restaurante birmanés por muy chulo que sea.

Invierte con la cabeza: la combinación de la diversificación es la tercera clave. Atención a los “rituales de consumo”. Si vendes café, acompáñalo de una pasta, si vendes zapatos, combínalo con calcetines… mientras más diversificado sea tu negocio, más posibilidades de vender te asegurarás. PIENSA EN GRANDE. Una franquicia coctelería pertenece al sector más sólido de la economía nacional, y además es el lugar más mencionado en las búsquedas en internet cuando de compartir la vida social se trata.

Pura Vida es una coctelería que goza de un prestigio cultivado durante años en el corazón de Barcelona. Su rentabilidad y renombre se ha extendido entre los visitantes y nacionales. Es un bar, restaurante y coctelería que diversifica productos de primera calidad y un estilo potente y memorable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies